Vino

Maridaje: Cómo elegir el vino que mejor combina con tu plato

En un anterior artículo, mencionamos qué son los vinos de denominación de origen. Hoy veremos en detalle como elegir correctamente el vino que hará que realce el sabor de tu comida, ofreciéndote así una grata e inigualable experiencia.

¿Qué es el maridaje?

La palabra “maridaje” viene del verbo “maridar”, que significa “unirse” o “casarse”. En una pareja, las cualidades de cada uno de ellos se complementan con las del otro, exaltando las cualidades de ambos.

En materia gastronómica sucede igual. Con el maridaje, se trata de encontrar un vino que se case con una comida, de tal forma que las características de los dos se complementen y se potencien.

Los sabores principales

A la hora de maridar, hay que tener en cuenta principalmente los sabores y las texturas de la comida.  Antes de empezar a hablar de maridaje, aquí puedes ver cuáles son los principales sabores que percibimos y en qué parte de la lengua se localizan.

Los sabores principales de nuestro paladar

A la hora de maridar, hay que tener en cuenta principalmente los sabores y las texturas de la comida.  Antes de empezar a hablar de maridaje, aquí puedes ver cuáles son los principales sabores que percibimos y en qué parte de la lengua se localizan.

  • Dulce: Es el primer sabor que se percibe.  Todos los vinos tienen algún grado de dulzor, ya que el azúcar es un elemento presente en la uva. Contra menos dulzor tenga un vino, diremos que es más seco.
  • Salado:  Se percibe en la parte central y media de la lengua. Aunque es casi imperceptible, está presente en el vino.
  • Ácido: Se percibe en los lados de la lengua y es muy fácil de identificar.
  • Amargo: Se siente al fondo de la lengua. El vino tinto, mayoritariamente, se caracteriza por esta particularidad, debido a los taninos que se encuentran.
  • Umami: Esta palabra proviene del vocablo japonés y significa “sabor agradable, sabroso”. Es un sabor sutil, pero prolongado. Induce a la salivación y realza el sabor de la comida. Lo encontramos en alimentos con altos niveles de glutamato como las hortalizas, el té verde, el jamón ibérico, pescados, mariscos o carne curada entre otros.

En la siguiente imagen, publicada por CienRadios, podrás ver de una manera gráfica, cómo se distribuyen los diferentes sabores en nuestro paladar.

Sabores del paladar

Reglas del maridaje

Aunque tradicionalmente siempre se ha utilizado el vino blanco para los pescados y los vinos tintos para las carnes, actualmente se utilizan otras reglas que juegan más con los sentidos.

Siempre que quieras seleccionar un vino para que maride con tu comida, recuerda alguna de las reglas más clásicas, como, por ejemplo:

  • Acompañar los vinos blancos con pescados. Sin embargo, si el pescado es grasoso, lo podemos acompañar con un vino tinto suave, para obtener un contraste de sabores.
  • Acompañar el vino tinto con la carne roja.  Aunque si estamos consumiendo una carne blanca como conejo o pollo, podemos acompañarlo con un vino blanco.
  • Maridar las comidas frías con vinos ligeros
  • Comidas saladas que se maridan con vinos altos en alcohol dan como resultado cierto amargor.

En la siguiente imagen, publicada por VinoPack podrás ver de una manera más gráfica, cómo puedes maridar los diferentes vinos.

Maridaje vino y comida

Tipos de maridaje: Contraste VS Complementación

Dependiendo de si quieres crear un contraste de sabores o bien complementar el sabor del vino y de la comida, puedes probar diferentes combinaciones. Recuerda que antes de elegir un buen vino, es importante ver las características de la comida, para poder un maridaje perfecto.

  1. En el maridaje por complementación, los sabores son parecidos y se refuerza la gama de sabores. Por ejemplo, un vino dulce con un postre. También encontramos otros ejemplos:
  2. Maridar la acidez de la comida con la acidez del vino
  3. Maridar el sabor dulce de los vinos con el sabor dulce de las comidas (frutas, miel, almendras, comidas con pimienta)
  • En el maridaje por contraste, la intensidad de sabores es distinta. Es importante cuidar bien el tipo de contraste, ya que un queso muy fuerte puede opacar por completo a un vino suave y un vino fuerte puede camuflar el sabor de un queso delicado. También puedes probar:
  • Acompañar platos salados con vinos con cierto dulzor.
  • Maridar comidas especiadas con vinos algo dulces, para evitar el exceso de picante y hacer más fresca la comida.

Orden de los vinos

Además, si durante una velada vas a probar diferentes vinos, recuerda las siguientes reglas:

  • Beber vinos blancos antes que los tintos
  • Beber vinos secos antes que el vino dulce
  • Beber vino joven antes que los viejos

Confía en tu gusto personal

Recuerda que el maridaje no es una ciencia exacta, sino que es algo que puede modificarse. A la hora de maridar, hay que arriesgarse un poco con las combinaciones, porque así es como se encuentran los mejores maridajes.

Así que no temas en elegir un vino que te guste y maridarlo con el plato que quieras, probando así nuevas combinaciones de sabores que potencien y resalten la unión de ambos.

Prueba la carta de vinos de Agust Barcelona

Hasta aquí nuestro artículo de este mes. Esperamos que hayas aprendido más acerca del mundo de los vinos y su manera para degustarlos de una forma sorprendente. Como hemos comentado a lo largo del artículo, el gusto de cada uno es único, por lo que te animamos a encontrar el gusto que mejor se adapte a ti. Recuerda muy bien maridar los sabores del vino con los platos para encontrar un buen balance que fortalezca la unión entre ambos, ya sea de forma que hagan contraste o se complementen. En Agust Barcelona encontrarás una selecta carta de vinos nacionales blancos, tintos, rojos, espumosos, dulces, secos. Déjate sorprender por nuestros vinos de Denominación de Origen. Todos ellos han sido debidamente seleccionados para maridar perfectamente la diferente selección de platos de la que podrás disfrutar en Agust Barcelona.

Te esperamos en nuestro restaurante, para que disfrutes de una auténtica y deliciosa experiencia. ¡No te la puedes perder!