Canelones de San Esteban

Canelones de San Esteban, el plato estrella de Navidad

Ya se acerca la Navidad y con ella, un sinfín de platos deliciosos que volvemos a degustar un año más con nuestra familia, nuestros amigos y nuestros seres queridos.

En Cataluña, entre todos estos platos destaca uno muy particular y con el que solamente al pensar, ya se nos hace la boca agua. Efectivamente, hablamos de los deliciosos canelones de San Esteban, un plato muy tradicional de la cocina catalana en el que cada 26 de diciembre, todos los catalanes y catalanas se reúnen para consumir este plato típico de origen italiano.  

Para poder entender esta tradición, hay que ver primero cuál es el origen de San Esteban y de la popularidad de los canelones para esta fecha.

Canelones de San Esteban

Por qué se celebra San Esteban en Cataluña

Como la mayoría de las fiestas navideñas, la festividad de San Esteban tiene un origen religioso. A San Esteban se le considera el primer mártir del cristianismo y murió lapidado acusado de blasfemia.

Para encontrar el origen de esta festividad, nos tenemos que remontar hasta el Imperio Carolingio (años 800-843), cuando los condados catalanes formaban parte de la Marca Hispánica del Imperio de Carlomagno y dependían religiosamente del arzobispado de Narbona (actualmente Francia).

Dentro del imperio, la unidad familiar se entendía como un clan. Y para la fiesta de Navidad, el 25 de diciembre, todos los miembros de la familia se tenían que reunir en la casa del patriarca de la familia (también conocida como Casa Pairal), por muy lejos que vivieran de ella.  

Así que para dar tiempo a todo el mundo a volver a sus casas después del día de Navidad, se estableció el 26 de diciembre como día festivo, para así dar tiempo al resto de miembros familiares para volver a sus domicilios.

Por ese motivo, el 26 de diciembre es festivo en Cataluña, Baleares y otras regiones de Europa como República Checa, Irlanda, Inglaterra e Italia.  Además, como dato curioso, lo mismo sucede con la festividad del lunes de Pascua en Semana Santa.

Se desconoce el momento en el cual esta festividad que se usaba para volver a casa, pasó a tener un carácter más festivo para comer, pero se cree que este cambio de costumbres se introdujo en la Industrialización, a inicios del siglo XIX.

Sin embargo, esta tradición explica el motivo por el cual nos seguimos reuniendo en familia para las fiestas de Navidad y porqué vamos a casa de una persona o de otra.

Extensión del Imperio carolingio. Imagen extraída de Wikipedia

¿De dónde viene la tradición de los canelones?

Como hemos mencionado anteriormente, la tradición de comer para San Esteban es relativamente reciente, ya que este cambio no se introdujo hasta la llegada de la industrialización.

Aunque a todos y a todas nos parezca que comer canelones para San Esteban sea lo más tradicional, sin embargo, esta costumbre fue introducida prácticamente a finales del siglo XIX.

Desde hacía tiempo, algunos cocineros italianos ya servían en los restaurantes los primeros canelones. Sin embargo, este plato se popularizó a finales del siglo XIX, cuando Charles y Michel Pompidor, dos cocineros franceses, dueños de uno de los restaurantes más frecuentados por la burguesía catalana, la Maisón Dorée de Barcelona, empezaron a cambiar la receta de los canelones, para diferenciarlos de los canelones típicos italianos, añadiéndoles con bechamel y queso gratinado.  

El motivo por el cual los canelones se elaboraban y servían para San Esteban era debido a toda la cantidad de comida que sobraba de la comida de Navidad.

Hasta que en 1911 se empezó a comercializar con las primeras placas para elaborar canelones, este delicioso plato solo se podía degustar en la Maisón Doirée, motivo por el cual su fama y popularidad creció tanto, incluso aunque el restaurante cerrase sus puertas años después.

Baile dentro de la Maisón Dorée (1905). Foto sacada del Arxiu Fotogràfic de Barcelona

Canelones de San Esteban en Agust Barcelona

En Agust Barcelona hemos incorporado los canelones de San Esteban como parte de nuestro menú de grupos, el cual está disponible para grupos a partir de 8 personas, un nuevo servicio que hemos lanzado para dar respuesta a todos aquellos núcleos familiares o laborales los cuales se reúnen para cenar, compartir y pasar un buen momento, tal y como se hacía tradicionalmente para las fiestas navideñas en la época de Carlomagno. ¿Te lo vas a perder?

 Un producto fresco y de proximidad, con mucha bechamel y mucho queso gratinado, el cual sabemos que te encantará.

¡Te esperamos en Agust Barcelona!